¿Alguna vez has notado que la mayoría de las personas no pueden (o no disfrutan) vestirse?. Es increíble cómo no nos damos cuenta de algo tan común, pero si tienes talento en moda y estilo, ser personal shopper puede convertirse en una verdadera opción de carrera.

De hecho, siendo personal shopper, puedes generar grandes ingresos y puede llegar a convertirse en un negocio muy rentable, pero no tienes porqué comenzar este camino totalmente solo, con este post quiero que comiences esta nueva aventura informada y capacitada. Así que, ¿Cómo te conviertes en un personal shopper?

Convertirse en un personal shopper no es como convertirse en un cirujano. No hay un camino exacto a seguir para convertirse en estilista. Dicho esto, he resumido una lista de los 3 pasos principales que debes seguir.

PASO 1: INFORMATE

Antes de ir a un nuevo trabajo hazte estas preguntas:

  • ¿Sé lo que implica?
  • ¿Realmente me gustaría realizar los servicios que más se necesitan en mi comunidad?
  • Cuanto tiempo tengo ¿O tengo suficiente tiempo?
  • ¿Qué he hecho en el pasado que me prepara para ser un buen personal shopper?

Piensa seriamente en cada una de estas preguntas y si no tienes la respuesta, ¡descúbrela!.

Debes tener muy presente que tipo de público hay en el lugar en el que piensas ofrecer tus servicios, quizás haya mayor cantidad de madres, o de estudiantes universitarios, o quizás mujeres solteras con trabajos de oficina… sé que esto suena realmente específico, pero es cierto que la mayoría de los clientes en diferentes lugares tienen necesidades muy específicas que casi que generalmente se basan en la ciudad donde viven. Investiga un poco.

La forma más fácil de averiguar qué servicios necesita la gente es haciéndoles preguntas como esta:

  • ¿Cuál es su mayor problema de moda?
  • Si pudieras cambiar una cosa sobre tu estilo o ropa, ¿cuál sería?
  • ¿Qué es lo que más odias de ir de compras o prepararte por la mañana?

Estas preguntas te llevarán directamente a la necesidad y te permitirán descubrir qué estilo personal realmente implicaría en su ciudad. Luego, debes decidir si es algo que realmente disfrutarías hacer.

Tal vez no te gusta la idea de pasar por los armarios de las personas. Si esa es la necesidad principal, es posible que desees reconsiderar ser un personal shopper.

Antes de saltar, investiga un poco. Pregunta por ahí. Mira algunos seminarios web gratuitos. Leer publicaciones de blog. Y lo más importante, ¡habla con tus futuros clientes! ¡La etapa de recopilación de información es lo más importante! Si lo haces correctamente tendrás un negocio exitoso.

PASO 2: HAZ UN PLAN Y OBTÉN TUS PRIMEROS CLIENTES

Muchas personas quedan atrapadas en el paso 1 y nunca llegan al paso 2. Doblan y gritan y pasan treinta años leyendo publicaciones de blog, pero en realidad nunca HACEN nada.

Ahora es el momento de actuar. Si has decidido que tienes tiempo y deseas comenzar un negocio de estilista personal, no lo dudes. El mundo necesita tu ayuda de moda.

Lo primero que debes hacer es elaborar un plan de acción. Mira tus notas de investigación.

  • ¿Qué servicios son los más solicitados?
  • ¿Quién es su mercado objetivo (también conocido como: el tipo de personas que solicitan los servicios)?
  • ¿Quién quieres que sean tus sujetos de prueba?
  • ¿Sujetos de prueba?

Oh si. Esto es muy importante. La mayoría de las personas piensan que necesitan tener su marca personal (sitio web, tarjetas de presentación, etc.) antes de comenzar a funcionar. Eso es costoso y, a decir verdad, no es completamente necesario.

En su lugar, usa esta pequeña e ingeniosa fórmula a continuación para comenzar a obtener clientes y ganar dinero de inmediato. Entonces, una vez que recibas dinero, comienza a invertir en un sitio web, tarjetas de presentación, folletos, etc.

Además, ¡no olvides poner fechas límite tentativas en tu plan de acción! Esto te alentará a seguir avanzando y no quedarte atrapada en la fase de investigación.

PASO 3: EVALUAR, FORTALECER Y MARCAR SU NEGOCIO

La belleza de tener amigos y familiares como sujetos de prueba es que puedes obtener comentarios honestos de ellos sin gastar dinero.

Sal y habla con la gente antes de comenzar todas las cosas de marca. Esto no solo te ahorra tiempo y dinero, sino que también hace algo muy importante: prepara a tu audiencia.

Hacer tu investigación ayuda a preparar a tus futuros clientes, les ayuda a prepararse para la genialidad que traerá con tu negocio de diseño personal.

Compara este escenario: estás pensando en convertirte en un personal shopper. Se pone en contacto con tía Lou y le explica que está considerando esto y le gustaría hacerle algunas preguntas. Mientras habla con ella sobre sus problemas de moda, descubre que siente que su guardarropa está en una rutina. Luego le propones ayudarla a “refrescar su guardarropa” y salir de la rutina a cambio de recomendaciones si está contenta con tu trabajo. ¿Cuánto más probable es que ella diga que sí? Como, 10 veces … porque ella ha sido preparada.

Ya le hiciste entender su necesidad e incluso hablar de ello en voz alta. Psicológicamente, esto le hace reconocer su propio inconveniente en el vestuario y es mucho más probable que acepte su solución (también conocida como servicios).

Preparar los sujetos de prueba (osea a los clientes) también puede tener estos beneficios:

  • Los clientes asociarán el estilo personal con la ayuda de moda en lugar de no tener idea de lo que significa.
  • Es muy probable que los clientes hablen con sus amigos antes / durante / después de sus servicios y, por lo tanto, preparen la próxima ronda de clientes.
  • Es más probable que los clientes hagan más por usted (ya sea pagando más, recomendando más, brindándole consejos sobre redes, ayudando con su negocio, etc.) cuando sientan que un problema suyo está siendo resuelto.

Una vez que haya preparado a los sujetos de prueba y haya realizado servicios en ellos, es importante tomarse un minuto para evaluar lo que pensaron sobre el servicio y su visión para mejorarlo.

Además, evalúa cómo te sentiste TÚ durante el servicio. ¿Te gustó? ¿Lo odiaste? Piensa en ello como una gran prueba de funcionamiento. Si no te gusta ser personal shopper, es fácil retirarte ahora. No pierdes prácticamente nada, excepto el tiempo invertido. Si lo odias, déjalo. ¡Si te encanta, sigue trabajando en tu plan de acción y comienza a promocionar tu nuevo negocio!

Y eso es. Esa es la mejor manera de comenzar. Sé que hay mucho más para comenzar tu propio negocio de personal shopper, pero esto es todo en pocas palabras.Tendemos a complicar las cosas, pero estos tres pasos son la forma más fácil y mejor de comenzar un negocio de personal shopper hoy.

¿Te gustó este post? ¡Compártelo!

Categorías: Cuidado personal

12 commentarios

Laura tur costa · 23 agosto, 2019 a las 5:05 am

Holaa
Me encanta que cada vez se publiquen más post con ideas de cómo emprender. Hay muchas profesiones necesitadas de gente para realizarlas pero siempre nos da miedo dar el paso. No es mi caso el de ser personal shopper porque soy un desastre. Más bien me posicionaría en este caso, en el papel de clienta 😉
Gracias!

    TantoPorAprender · 23 agosto, 2019 a las 5:08 pm

    hola, gracias por comentar, asi es, las posibilidades son infinitas y lo mas importante es que tenemos la informacion disponible para ser exitosos en lo que queramos emprender, ojala y puedas ser clienta de alguna personal shopper que se decida a emprender gracias a este post

Mª José Gragera · 26 agosto, 2019 a las 4:34 am

Gracias a posts como estos podemos abrirnos un poco a profesiones que quizás nunca tendríamos en mente. Hay que evolucionar con los nuevos tiempos. Muy buenos datos.
Saludos.

resi · 26 agosto, 2019 a las 8:50 am

Hola guapa, pues te confieso que no seria persona shopper pero en cambio si que contrataria a un/una personal shopper, si que disfruto comprando pero no creo que supiera hacerlo para los demas y en cambio tengo poco tiempo para pensar en combinaciones y me parece ganar tiempo contratar a alguien! besos

Bellas y estupendas · 26 agosto, 2019 a las 10:30 am

Hola! Me ha encantado tu lista de pasos principales para ser personal shopper. Me parece genial que cada vez más en blogs como este se den más oportunidades para aprender y emprender profesiones que a veces no nos atrevemos a realizar. Gracias por compartir. Buen post. Un saludo.

Ahyde Jorna · 26 agosto, 2019 a las 11:14 am

Hola! La verdad que nunca me plantee mucho este tema y estoy segura ahora leyendo tu post que no seria una buena shopper, tengo un estilo muy cuadriculado y me cuesta mucho salir, asi que si voy a comprar un regalo a una amiga nunca compro ropa, porque siempre tiro a lo que a mi me gusta jeje. Lo que no me importaria seria contreatar un dia uno, por la experiencia mas que nada. Besos

Algo especial · 26 agosto, 2019 a las 2:18 pm

Pues no lo veo tan mal. Pensaba que sería más difícil ser un personal shopper. A mí me gusta eso de ayudar a vestirse cuando alguien no sabe qué ponerse o tal. Aunque lo veo más para aquellos que van de evento en evento que les piensen todo. Una persona con un nivel de vida humilde, no creo que contratara a uno.

El Mundo del Nail Art · 26 agosto, 2019 a las 4:49 pm

Hola wapa! Nunca he pensado en convertirme en personal chopper pero es una profesión que me gusta! Tus consejos están geniales! Bsss

yonosoymillenium · 27 agosto, 2019 a las 12:15 am

hola guapa, un post estupendo, yo hice hace unos años un curso, y me gustó mucho, no para dedicarme, ya tengo una profesión que me gusta pero si para aprender más para mí misma.

Paula Alittlepieceofme · 30 agosto, 2019 a las 4:32 pm

Se agradecen los tips, aunque no lo veo tan sencillo como parece. Tú puedes tener una visión de la moda y visualizar cambios en el cliente que luego no le convenzan…Saludos!

Sonia · 1 septiembre, 2019 a las 7:10 am

Hola,
Gracias por este post. Unos pasos muy útiles, aunque no es tan sencillo como parece.

Belswan · 7 septiembre, 2019 a las 1:02 pm

Madre mia!!
Jamas me he planteado sel perdonal shoper por la responsabilidad que lleva. Es que cada una somos de una forma y cambiar la forma de vestir cuesta muuuucho. A mi no me sacaras del negro y de algun color mas…Osea…un caos absoluto. No seré feliz… Por eso mismo no lo haría con nadie

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error

¿Te gusta este blog? ¡Compartelo!